Volver al sitio

La cámara oculta del detective privado

En el artículo anterior, hablábamos de cuál era mi cámara preferida. Otra categoría, la que vamos a tratar hoy, es la de las cámaras ocultas o micro-cámaras.

El motivo por el cual un detective privado utiliza una cámara oculta es obvio. Vamos a repasar cuales han sido las más eficaces desde el punto de vista de quien escribe.

Empecé con un par, las más sencillas y económicas que recuerdo. Como las necesitaba inmediatamente busqué un vendedor de eBay cercano a mi domicilio. Me puse en contacto con él y en cuestión de horas ya las tenía en mi posesión. Era una época pre-Amazon.

La primera era el archi-conocido bolígrafo negro con apliques dorados. Quizás el más utilizado por mi parte y verdaderamente eficaz.

El segundo era un reloj analógico que tenía la óptica en la marca del 6. Me pareció impresionante desde el primer momento pero lo utilicé menos y envejeció mal. Además, para enfocar, tenías que adoptar una posición bastante anti-natural. Y por otra parte, el audio quedaba bloqueado por el movimiento del segundero. En la grabación final, a modo de metrónomo se hoy un incansable TIC-TAC.

Después hice una inversión en un teléfono móvil con la óptica en un lateral. Muy buen dispositivo si quieres grabar una barra de bar o una mesa de una terraza. En la pantalla del móvil podías enfocar el objetivo, pero como el visor y la óptica tenían diferentes ejes de coordenadas, era muy confuso a la hora dirigir la grabación. Solo lo usaba cuando la cámara ya estaba apuntando y no necesitaba moverla.

También he trabajado con unas gafas (bastante grandes) con el objetivo en el puente, otras en una de las patillas, un mechero, una botella de agua (en el que se oye el bamboleo del agua), un transformador, un altavoz bluetooth… seguro que se me escapan algunos modelos.

Con el tiempo empecé a preferir los modelos (cuando se podía elegir) que iban conectados directamente a la corriente eléctrica porque el tema de la batería siempre fue un hándicap.

Siempre ha habido un problema con la gran mayoría de cámaras ocultas que he utilizado. Como son dispositivos con poca batería, cuando vuelves a utilizarlo, tienes que configurar otra vez la fecha y hora. Normalmente es añadiendo un archivo time.txt en el directorio raíz del dispositvo. Algunos coinciden con la forma de codificación la fecha, pero muchos otros difieren. En algunos aparatos debes poner la fecha con puntos (1.12.2020), en otros comas, en otro el año es con dos dígitos y en otro, el nombre del archivo es diferente. Vamos, un caos.

Y eso cuando las instrucciones que te han facilitado, sean las correctas para el modelo que tienes. Si quieres un consejo, lo primero que debes hacer al recibir una cámara china es guardar sus instrucciones como oro en paño.

En una ocasión utilicé el iPad como cámara oculta. Oculté la pantalla con la tapa de la funda, desconecté el apagado automático y empecé a grabar.

El resultado fue óptimo. Fácil de enfocar a la dirección deseada. La sujetas como una carpeta, Vídeo y audio óptimo. Metadatos perfectos. Geolocalización…

Recuerdo un caso en el investigado me enseñaba una casa bajo el subterfugio de que yo quería comprarla. Era una urbanización a 200km de mi domicilio habitual. Me enseñaron la vivienda y me devolvieron a mi coche. Cuando me di cuenta que no sabía dónde había estado. Pues bien, gracias a localización de la grabación hecha con el iPad pude localizar el lugar.

No me maliterpetéis. No me gusta nada Apple. Soy un seguidor de la gran G. El modelo de negocio de Apple me parece pretencioso, capado y lento en lo que a novedades se refiere. Pero reconozco que es un producto de calidad.

Así que cuando necesité comprarme una tablet, arrugué el hocico y opté por la calidad. De esta manera, cuando necesité la tablet para utilizarlo como cámara oculta, quedé maravillado.

Por supuesto, que en cuanto a cámaras ocultas, no puedes utilizar siempre la misma. La eliges en función de las circunstancias en las que debes trabajar. Pero si empezara de cero, mi primera compra en este campo sería un iPad.

AGENCIA PRO
Todos los artículos
×

Ya está casi listo...

Te enviamos un correo. ¡Por favor haz clic en el enlace del correo para confirmar tu suscripción!

Aceptar