Return to site

Orden de 7 de marzo de 1972

Ordre de 7 de març de 1972

Fue la segunda vez que se regulaba la actividad de los detectives privados en España y la última antes de la llegada de la democracia.

Llama la atención que los pilares fundamentales que se asentaron en 1951, se mantuvieron en 1972 y continúan vigentes en la última ley del 2014.

Existen varios factores que señalan la madurez democrática de un país: La acción del Estado ante la libertad de expresión de los medios de comunicación, el ratio de mujeres en cargos de relevancia, la transparencia del funcionamiento de las Administraciones Públicas, la injerencia entre poderes del Estado... y el control que se ejerce ante la investigación privada.

Nosotros no hemos cambiado significativamente en 64 años. No hemos ido a peor, pero teniendo en cuenta de donde veníamos, no hemos mejorado.

MINISTERIO DE LA GOBERNACIÓN

ORDEN de 7 de marzo de 1972 por la que se regula la organización y funcionamiento de Agencias Privadas de Investigación.
Excelentísimo señor:
Desde la Orden de 17 de enero de 1951 vienen funcionando, legalmente autorizadas las Agencias Privadas de Investigación con un cometido y clase de personal propIo.
Durante este tiempo la profesionalidad de estas Agencias, encuadradas en el Sindicato Nacional de Actividades Diversas, ha experimentado una gran transformación y sus servicios se han visto particularmente favorecidos por el público. Sin embargo, su organización había quedado desfasada, ya que la experiencia ha venido a demostrar que las expresadas Agencias precisan de una reforma que se las ajuste a las circunstancias actuales y sobre todo regule clara y sistemáticamente sus relaciones con distintos servicios policiales.
Esta temática ha constituido la base fundamental de sus Asambleas o Congresos profesionales, singularmente el último celebrado en Madrid del 3 al 5 de octubre de 1970 (IV Congreso Mundial de Detectives Privados I.C.A.D.E).
En la presente Orden se recogen estas preocupaciones corporativas y al mismo tiempo se regula tanto su funcionamiento como las relaciones de su personal directivo y administrativo en conexión directa con las autoridades policiales del país.

Con ello se satisface no solo el interés profesional de las citadas Agencias sino los intereses públicos conectados con ellas.

Por cuanto antecede y con el fin de fijar la organización, funcionamiento, competencia y facultades de las autoridades gubernativas en orden a las Agencias Privadas de Investigación, este Ministerio ha tenido a bien disponer lo siguiente:

Artículo 1.º El Director general de Seguridad con informe y a través del Sindicato Nacional de Actividades Diversas y previo expediente que será tramitado por las Comisarías de Policía, podrá conceder autorización para la constitución y funcionamiento en el territorio nacional de Agencias Privadas de Investigación.

Art. 2.º Los Directores o Gerentes de las Agencias Privadas de Investigación deberán ser españoles, mayores de veinticinco años, hallarse al coriente en el pago de sus obligaciones fiscales derivadas del ejercicio de esta actividad y acreditar buena conducta persona y probidad profesional, así como los extremos señalados en el artículo siguiente.

Art.3.º Las solicitudes de autorización habrán de dirigirse al Director general de Seguridad, acompañando a las mismas los siguientes documentos referidos al Director o Gerente de la Agencia:

a) Partida de nacimiento.

b) Título de Bachiller Superior o equivalente.

c) Certificado de carecer de antecedentes penales.

d) Declaración jurada de no estar sujeto a interdicción civil, ni ser quebrado o concursado no rehabilitado.

e) Certificado de aptitud expedido por la Agrupación Nacional Sindical de Centros de Investigación Privada.

Asimismo habrá de presentarse adjunta a la solicitud una relación de los servicios que la Agencia ofrezca al público, así como los aranceles profesionales en vigor, aprobados por el Sindicato correspondiente.

Art.4.º Estas Agencias no podrán realizar investigaciones sobre delitos públicos. Si alguno de estos llegara a su conocimiento darán cuenta inmediatamente del mismo a las Comisarías de Policía si no lo hubiesen hecho a la autoridad judicial. Tampoco podrán investigar sobre delitos privados, sin justificada petición de parte legítima, ni cuando tales delitos se hallen sometidos a los Juzgados o Tribunales, salvo que la investigación sea solicitada por parte directamente interesada y consienta en ello el Órgano judicial que conozca el hecho.

Art. 5.º Será obligación de las Agencias Privadas de Investigación llevar un libro-registro en el que figurará nota suficiente de cuantos informes orales faciliten y copia literal de los emitidos por escrito a efectos de la investigación que interese practicar a los Agentes de la autoridad a cuya disposición estarán en todo momento sus archivos y toda clase de antecedentes relacionados con el funcionamiento de la Agencia.

Art. 6.º Las Agencias Privadas de Investigación podrán disponer del personal auxiliar que exijan sus actividades. Estos auxiliares deberán seleccionarse entre personas de buena conducta y de probidad reconocida, no pudiendo prestar estos servicios quienes se hallen procesados o hayan sido condenados por sentencia firme o causa de delito doloso. Este personal no podrá titularse Agente en los documentos privados que le identifiquen, y actuarán bajo la responsabilidad de sus principales en la realización de los servicios que su Director les encomiende, a quienes alcanzarán las sanciones en que aquéllos incurran en la ejecución de dichos servicios, salvo la responsabilidad penal que pueda ser exigible a los mismos.

El personal auxiliar admitido habrá de cumplir el tiempo de prueba y práctica que disponga su reglamentación laboral y las Agencias darán cuenta a la Dirección General de Seguridad de los nombramientos de éstos.

Art. 7.º No podrá formar parte, ni siquiera en la organización, de las Agencias Privadas de Investigación ningún funcionario en activo de los Cuerpos General de Policía, Policía Armada ni de la Guardia Civil.

Los funcionarios de los mismos que se encuentren en situación de excedente o jubilado no se darán a conocer como tales en sus intervenciones al servicio de la Agencia Privada.

Art. 8.º Estas Agencias estarán obligadas a guardar riguroso secreto de las investigaciones que realicen y no podrán facilitar éstas más que la persona que se les encomiende a las autoridades competentes en el ejercicio del cargo.

Las Direcciones Generales de Seguridad y de la Guardia Civil, podrán atender las peticiones que les hagan los Directores o Agencias de datos o noticias que precisen para el mejor cumplimiento de su misión informativa, si su índole o naturaleza no impiden. En el escrito de petición expondrán el fundamento o razón de la misma, su finalidad o destino, no pudiendo revelar directa ni indirectamente su procedencia, ni servir de base para transacción alguna.

Del propio modo ambas Direcciones Generales podrán solicitar de las Agencias informes, datos, noticias o la práctica de diligencias relacionadas con alguna de sus actividades.

Art. 9.º Solo podrán utilizar el carnet profesional para acreditar su condición de investigadores privados, en los casos y circunstancias que el ejercicio de su función lo requieran, los directivos de las Agencias y el personal auxiliar adscrito a las mismas a quienes se les haya expedido por el Sindicato Profesional, con el visto bueno del Comisario general de Orden Público de la Dirección General de Seguridad y será devuelto y archivado en ésta cuando por cualquier motivo cesen en el servicio.

Dicho carnet se ajustará al formato que se acuerde entre la Dirección General de Seguridad y el Sindicato Profesional.

Art. 10. La autorización o licencia concedida a las Agencias Privadas de Investigación o su renovación anual, establecida en el artículo 12 de esta Orden, sólo podrá ser denegada previa la oportuna instrucción de expediente en el que, necesariamente, habrán de ser oídos sus Directores o Gerentes y cuando se acredite la concurrencia de alguna de las causas que con arreglo a los artículos 2.º y 3.º impidan la concesión de la primera licencia.

El incumplimiento de lo dispuesto en la presente Orden podrá ser sancionad, atendida su gravedad y trascendencia, por el Director general de Seguridad, con apercibimiento, con multa o con multa y apercibimiento en la cuantía que autoricen las disposiciones vigentes: suspensión temporal y cese definitivo en el ejercicio de la profesión. Las referidas sanciones serán aplicables tanto a los Directores o Gerentes de dichas Agencias, como al personal auxiliar de las mismas.

Art. 11. En los anuncios públicos y en los ofrecimientos de sus servicios harán constar el número de autorización gubernativa concedida para el funcionamiento de la Agencia.

Art. 12. Los directores o Gerentes solicitarán anualmente la revisión de la licencia gubernativa y acreditarán hallarse al corriente en el pago de todas sus obligaciones fiscales, tanto las derivadas del ejercicio de esta actividad como de los demás impuestos o exacciones que debieran tributar, adjuntando asimismo certificación de pertenecer a la Agrupación Nacional Sindical, para una mayor garantía de sus actuaciones, y de estar igualmente al corriente en el pago de las cuotas correspondientes.

Art. 13. En la Dirección General de Seguridad se llevará un registro de todas las Agencias autorizadas en el territorio nacional, a cuyo fin se comunicará a la misma por las Comisarías de Policía correspondientes todos los datos o incidencias referentes a dichas Agencias que se deban figurar en el citado registro, en el que se hará constar también el personal auxiliar adscrito a cada una de ellas.

Art. 14. La Dirección General de Seguridad a requerimiento de la Agrupación Nacional Sindical de Centros o Agencias Privadas de Investigación, atenderá las consultas que se le hagan respecto al número de éstas existentes en cada provincia , para el mejor control de las mimas por dicha Agrupación Sindical.

Art. 15. El Ministro de la Gobernación resolverá cualquier duda que pueda suscitarse en la aplicación de la presente Orden y dictará las normas que, en su caso, considere conveniente al mejor cumplimiento de la misma.

DISPOSICIÓN TRANSITORIA

Los Directores o Gerentes de Agencias Privadas de Investigación existentes en la actualidad, solicitarán del Director general de Seguridad, por conducto de la Presidencia del Sindicato Nacional de Actividades Diversas, la expedición del carnet a que se refiere el artículo 9.º de esta Orden.

DISPOSICIÓN DEROGATORIA

Queda derogada la Orden de este Ministerio de 17 de enero de 1951 en la materia regulada por la presente.

Lo que digo a V.E. para su conocimiento y efectos.

Dios guarde a V.E. muchos años.

Madrid, 7 de marzo de 1972.

GARICANO

Excmo. Sr. Director General de Seguridad

All Posts
×

Almost done…

We just sent you an email. Please click the link in the email to confirm your subscription!

OKSubscriptions powered by Strikingly